viernes, 18 de septiembre de 2015

"Grecia ya es una colonia de Europa". Entrevista con Kostas Isijos, portavoz de Unidad Popular

 
Kostas Isijos/ Foto:Clara Palma

¿Cuál es su balance de estos 7 meses de gobierno de Syriza, lo que se ha llamado “primera vez de la izquierda”?

Es uno de los eslógans que han sido usados por amigos y enemigos, espero que no lleguemos al eslógan de “izquierda por última vez”. No es un balance de 7 meses, es un balance día por día y semana por semana. Este gobierno estuvo manejando una negociación en la que hubo mucha discusión interna dentro del partido de Syriza, donde desgraciadamente hubo un déficit democrático increíble. Ni el Comité Central ni la Secretaría Política adelantaron nunca las decisiones. Entonces se produjo un aislamiento de Gobierno del partido, de la sociedad y del programa político, que no fue cumplido en su totalidad. En las últimas semanas antes del acuerdo para el tercer paquete tuvimos una derrota estratégica histórica, al igual que la izquierda en Grecia. Así que estamos en un punto en el que no había otro camino para todos los diputados que no estábamos a favor de un tercer acuerdo. No por capricho o por una cuestión personal, sino porque era el programa preelectoral de nuestro partido, por el que fuimos votados.
Con este acuerdo, que por supuesto debe ser analizado dentro de un contexto geopolítico, geoestratégico y económico dentro de Europa, también debe ser analizado dentro de lo que es la izquierda. La izquierda en ese punto no cumplió lo que había prometido, este Gobierno no quiso luchar por una alternativa. Las alternativas siempre existen en la vida, si no, tenemos que aceptar la vía de Thatcher. Desgraciadamente el liderazgo de Syriza aceptó ese dogma, sometiéndose al marco de los demás partidos sistémicos y a favor de la austeridad y los memorándums.

¿Ha habido traición de Tsipras?

A mí no me gusta usar esas palabras, pero creo que Syriza le dio la espalda al pueblo griego, Alexis Tsipras le dio la espalda a los jóvenes, a los desempleados, a los 3 millones y medio de griegos que votaron por el NO. Esto pasa por primera vez, la izquierda gana un referéndum histórico que pone fin a las políticas de austeridad, y en unas pocas horas ese No se convierte en Sí y en un acuerdo mucho peor que los anteriores. Este tercer paquete no contiene sólo cuestiones económicas, sociales, es neocolonialismo puro. Se pierde terreno, se pierden islas, la energía, el agua, la soberanía nacional, nada se puede votar en el Parlamento sin el Sí o el No de los acreedores. Esto ya es una colonia formal dentro de Europa. Eso de que se abrieron algunos caminos para la izquierda es un cuento. No sólo le hemos hecho daño al pueblo griego, sino a la izquierda europea y mundial. Así que nosotros estamos tratando de revitalizar el programa por el que fue votada la izquierda. Por supuesto que Unidad Popular es una fuerza que surgió en las últimas horas antes de las elecciones, porque si no no habría otra voz en esta lucha electoral para poder presentar un programa antimemorándum, proeuropeo, para los pueblos de Europa.

Algunos dicen que la mejor estrategia ahora es esperar, pero por lo menos desde el Gobierno, no volver a la oposición.

Si el dilema es estar en una cárcel de 10 metros cuadrados o de 4 metros cuadrados... ese no es un verdadero dilema. ¿Seguir en el Gobierno porque sí, sin tener un plan, habiendo firmado una austeridad continua que nos va a llevar a una deuda pública de 400.000 millones de euros -una de las cifras más altas del mundo, para una población de 11 millones-, con una economía que lleva 6 años en recesión? Seguir en el gobierno, ¿por qué? ¿para implementar las políticas de la Troika? Se puede seguir en el gobierno para transformar, para cambiar, para dar soluciones prácticas. Este no es un Gobierno democrático, es un Gobierno establecido por la Sra. Merkel, y no lo digo yo. Cuando Tsipras dijo que se celebrarían elecciones el 20 de septiembre, la Sra. Merkel dijo una frase muy importante: “creemos que estas elecciones serán una solución y no una parte de la crisis”. Algo sabe. Y hay que tener en cuenta que uno de los chantajes contra Tsipras, desde el principio, era para que se desembarazase de la izquierda de Syriza, que es quizá el alma de la lucha de nuestro pueblo, de los movimientos sociales, de los jóvenes. Hoy Syriza no tiene juventud política, todos se fueron. ¿Para quién gobernar? Gobernar, sí, pero sabiendo a quién representamos y por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo.

Se les critica por haber esperado al momento de anunciarse las elecciones para marcharse, y no haberlo hecho cuando ya se sabía qué clase de acuerdo se iba a firmar.

Este es un argumento muy barato. 44 parlamentarios votamos en contra de las precondiciones y del acuerdo, un tercio de Syriza. El propio primer ministro dijo que si había elecciones, quienes votaran en contra o se abstuvieran no irían en las listas. ¿qué otra cosa podemos hacer? ¿Ir a elecciones sin tener voz, cuando somos un tercio los que tenemos otra posición, y no una posición marginal, sino que es el espíritu, el alma, el núcleo de nuestro programa? Y pocas horas después de haberse anunciado elecciones anticipadas, sabiendo que nuestro bloque no tiene fondos no tiene un partido... no podíamos irnos a casa. Hemos luchado y seguiremos luchando, dentro y fuera del Parlamento, y por eso decidimos seguir nuestro camino.

¿Diría que el programa de su partido es el programa de Salónica dando un paso más allá?

Se trata de seguir con el núcleo del programa de Syriza, que hablaba de romper con la austeridad, con el chantaje y crear crecimiento social. Pero seguirmos un poco más allá. Creo que todos los ciudadanos en Europa se han dado cuenta de que el sistema de la Eurozona, no es solamente un sistema monetario, sino de valores neoliberales, es una cárcel para los pueblos de Europa. A cualquier país que plantee salir de la zona del euro se les presenta como si el infierno estuviera esperándoles. Europa sufre una crisis muy grave a todos los niveles, y creemos que nuestra propuesta para la salida del euro puede crear condiciones de crecimiento, pero no es algo que se pueda hacer de un día para otro. Tenemos un plan, pero necesitaríamos un periodo de 6 a 8 meses para estabilizar la economía. Durante ese tiempo evidentemente tendríamos muchos problemas pero después habría crecimiento. Esto es lo que hay que explicarle al pueblo griego. Esto era parte de la política de Syriza. La decisión de nuestro último congreso era que si no podíamos seguir con un acuerdo dentro de la zona del euro teníamos que explorar otras alternativas, pero nunca fue una vía, nunca se exploró.

Según las encuestas los griegos rechazan salir del euro.

Las compañías que hacen las encuestas en Grecia son parte de la mafia nacional. Son compañías que le daban al No un 40-48% y salió un 63%. En enero cuando Syriza ganó con 5 puntos de diferencia, le daban de 1 a 2 puntos. Manipulan la conciencia de la gente. Todo lo que dicen las encuestas acaba saliendo completamente diferente. ¿Por qué no hacer un referéndum sobre la cuestión del euro, de Europa? El euro es una cárcel para los pueblos en la que no puede existir crecimiento, salvo para Alemania. Es por eso que en España, Italia, Irlanda, Portugal, Grecia está creciendo la pregunta de por qué seguir en la zona del euro.

¿Cómo se produciría esa transición?

Es un camino que no hemos recorrido aún. Tiene que haber una metodología y un plan muy concreto para evitar recortes en ciertas necesidades sociales durante los primeros meses. La financiación puede venir de muchos sitios. Tuvimos una propuesta del banco de crecimiento de los BRICS para recibir un préstamo, que no es como los que recibimos de los acreedores, donde de cada 100 euros que recibimos 88 van para pagar deuda. Tenemos planes muy concretos, tenemos las minas de oro, tenemos hidrocarburos que se pueden explotar, tenemos nuestra fuerza marítima, la propuesta del puente energético de Rusia-Turquía-Grecia al centro de Europa, el canal de Suez, donde los primeros puertos de entrada a Europa son el Pireo y Tesalónica. Mientras que con el tercer rescate estos puertos, así como los aeropuertos, se los quedan los acreedores. La izquierda no puede implementar ese tipo de políticas. Decir que era la única posibilidad para evitar un infierno son las mismas palabras de Samarás o de Papandreu.

Por supuesto que habrá dificultades pero en este plan que nosotros tenemos, sabemos que todos los países que han tratado de salir de ajustes, de control económico y político -nosotros somos el primer ejemplo europeo- Tenemos que convertirnos en un experimento positivo, saliendo del euro y con un plan económico y social que abra la puerta para romper con la hegemonía de Alemania en Europa. Los alemanes lo saben bien y por eso en la negociación nos sometieron a un crash test, del que tenemos que salir más maduros y más inteligentes para los próximos pasos

lunes, 27 de julio de 2015

27 de julio. Residentes del Extranjero.

La prueba definitiva que echa por tierra la teoría del diseño inteligente está sita en la calle Metsovou, Distrito Central de Atenas, Ática. Más concretamente, en la tercera planta del Servicio Público Económico para los Residentes del Extranjero. A los pocos minutos de preguntar quién es el último y sentarse a esperar, el incauto cae en la cuenta de que ni el demiurgo más retorcido podría haber concebido semejante microcosmos del absurdo.
Incluso quienes, armados de gruesas carpetas y aire del que está dispuesto a la espera, vienen a preguntar por trámites que según el Funcionario que No está en la Ventanilla dejaron de estar vigentes la semana pasada, incluso ellos parecen experimentar una ligera sorpresa. Mientras recorren con la mirada las minuciosas instrucciones que empapelan las paredes -cómo dar de baja a los difuntos, no olviden traer declaraciones juradas- les recorre un escalofrío.

De poco sirven las ojeadas -esperanzadas, al principio- hacia la ventanilla: no cumple ninguna función. Hay que rebasarla y adentrarse de lleno en el arbitrio en el que reinan un hombre y una mujer tras sendos escritorios.

Un recién llegado entra sin resuello y asalta a la Funcionaria que Entra y Sale de Sitios sin Causa Cognoscible. “Me han dicho que tengo que hacer el trámite X. Pero no sé si es aquí. ¿Es aquí? ¿Es esta planta? ¿Dónde puedo preguntar? ¿Pero cómo voy a hacer toda esta cola sólo para preguntar si es aquí?”. La funcionaria se zafa como puede mientras en la cola menean la cabeza. Una mujer con aspecto de yonqui masculla cosas en francés. Dos jubilados risueños discuten de política y ponen verde a un “joven” -ya crecidito- que aparentemente no ha respetado el estricto orden de llegada. “Tenemos que fijarnos en quién va antes de nosotros y en quién va después, es la única manera,” explica didáctica otra señora.

El Funcionario Tras el Escritorio se sabe un dios. Con quienes más se ensaña es con los que vienen a hacer una gestión en nombre de alguien que está en el extranjero. Un tío abuelo de Australia, por ejemplo. Con ellos el Funcionario es inmisericorde. Pide más y más documentos que, evidentemente, no se encuentran en la carpetita a la que se aferra la víctima. Luego los despacha con bonhomía. “Con esto estás listo. Te vas”. “Te vas,” repite, cuando alguien hace demasiadas preguntas. O bien:“tráeme eso que sale de la impresora,” como quien le da un hueso a un perro, pero le hace correr un poco.

No obstante hay una heroína que no da su brazo a torcer. Es moldava pero acaba de obtener la nacionalidad gracias a su madre griega, se deduce de una discusión cada vez más airada. Ha venido a modificar los datos con su cambio de estatus. Hasta ahí bien. Pero la cosa se complica a la hora de tramitar un documento X para su padre. En la traducción jurada que ha traído, el nombre del padre está escrito en caracteres griegos. “¿Pero cómo es en latino? ¿Andrei? ¡Deletréamelo!” vocifera el Funcionario. Ella porfía. No puede ir en latino, tiene que ser en griego, como en el documento. “Pero a ver, ¿dónde está el pasaporte de tu padre?” “Pues en Moldavia, ¿dónde va a estar?” “Pero en el pasaporte lo pone en caracteres latinos, ¿no? Tu padre no es griego, por mucho que en la traducción jurada lo hayan convertido de Andrei en Andreas.” La chica insiste en que el nombre, efectivamente, es Andrei, pero que es indispensable para el trámite que debe realizar que el nombre esté escrito en caracteres griegos. “¿Si se llama Andrei cómo voy a escribir Ανδρέας? ¿Le voy a hacer griego, yo, a tu padre? ¿Le voy a dar yo la nacionalidad?” Pero la insistencia de la joven triunfa. Intuimos que el Funcionario ha escrito finalmente Ανδρέι. Ella sale victoriosa con sus papeles, casi al trote.

sábado, 19 de julio de 2014

Podemos acuerda coordinar acciones con Syriza

Una delegación de Podemos viaja a Atenas para debatir estrategias comunes, en la primera visita oficial desde que el partido obtuviera representación en el Parlamento Europeo.

[Publicado en eldiario.es el 20/06/2014]

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se entrevistaron en la mañana del viernes [20 de Junio]con el equipo de Alexis Tsipras, el Secretario General de Syriza. Ambas formaciones escenificaron su alianza con la visita de la delegación de Podemos a Atenas, cuyo objetivo es “intercambiar experiencias y coordinar acciones a nivel europeo”, en palabras del líder de Syriza. La coalición de izquierdas griega, principal fuerza de la oposición, resultó vencedora en las elecciones al Parlamento Europeo el pasado 25 de Mayo, en las que obtuvo 6 escaños, con un 26'6% del voto .


                                                                                                                                                                                                 /C.Palma


En el primer acto oficial del programa, una reunión que tuvo lugar en el Parlamento griego, se debatió la situación de los países mediterráneos aquejados por la austeridad. No era sin embargo la primera ocasión en que los eurodiputados de ambas formaciones, que ya se habían reunido en Bruselas, trataban el tema. Aunque esta vez, según manifestó Tsipras al término del encuentro, el debate concluyó con un acuerdo entorno a la “lucha común” y a la coordinación de acciones. Ya antes de ser elegidos como eurodiputados y de integrarse dentro del grupo parlamentario de la Izquierda Unitaria (GUE/NGL) , -en el que IU y Bildu constituyen el resto de la representación española-, los candidatos de Podemos habían recalcado su intención de apoyar a Tsipras en las elecciones a la Presidencia de la Comisión Europea, que tendrán lugar el próximo otoño.

sábado, 21 de junio de 2014

Syriza gana pero no arrasa: un análisis de las elecciones al Parlamento Europeo

Confirmando los presagios, la coalición de Tsipras ha sido la fuerza política más votada en Grecia en las Europeas. Pero con un 26% frente al 22% de Nueva Democracia, la fragmentación del voto hace depender la viabilidad de una enventual toma del poder de un trabajo de acercamiento entre las fuerzas sociales alternativas.

Un hombre intenta reconocer a los diputados de Syriza que están abandonando el Parlamento para unirse a una protesta contra la austeridad el pasado 30 de Marzo./ C. Palma


Por primera, un partido de izquierdas gana unas elecciones en Grecia. Syriza mantiene -sin ampliar- el resultado de las nacionales de 2012, pero es aupado por la caída que experimenta el partido del primer ministro que, junto con El Olivo (la coalición electoral en que se integra el Pasok, su socio de gobierno) pierde un total de 11 puntos. Es por ello que el partido ultraderechista Amanecer Dorado se cuela en tercer lugar con el 9'19%, mientras que el quinto puesto lo ocupa el Partido Comunista (KKE, 7'28%), seguido del recién constituido y mediático To Potami, (6,17%). La participación total es muy difícil de establecer debido a las irregularidades del censo, pero supera en cualquier caso el 60% y con ello la media europea.

Otro factor a tener en cuenta ha sido la discrepancia de los resultados con los de las elecciones regionales y locales (cuya 2º ronda se celebraba el mismo 25 de Mayo), en las que han primado las candidaturas personalistas e independientes. Una de las pocas victorias significativas de Syriza fue en la región del Ática, que concentra a más de un tercio de la población del país. Pero como señalan los analistas, los votantes suelen guiarse por el pragmatismo en las locales y por las preferencias ideológicas en las europeas.

El Ejecutivo griego y los medios de comunicación afines reconocieron la victoria de Syriza, afirmando en cambio que su incapacidad de exceder el 30% que suman los socios ND-Pasok implica un deseo de estabilidad y continuidad por parte de los electores. Como concesión al descontento, el primer ministro Andonis Samarás reformará su gabinete. El Pasok por su parte ha anunciado un congreso para reconstituirse y aglutinar a otros fuerzas exangües de filiación ideológica similar.

Fiel a su campaña, Tsipras se apresuró a pedir la convocatoria de elecciones anticipadas tan pronto como se conocieron los resultados. Y ha manifestado que la papel provisional e interino del actual gobierno lo deslegitima para aprobar cualquier medida importante. Sin embargo, tácitamente se presupone que esas elecciones no tendrían lugar mucho antes de principios del año que viene, antes de la votación del Presidente de la República. Un aplazamiento que conviene tanto a ND, para convencer de la narrativa de la recuperación, como a Syriza, que tiene mucho trabajo pendiente.


La nueva gobernadora del Ática por Syriza, Rena Duru, durante un acto de la campaña electoral./ C. Palma





¿Un gobierno viable?

Y es que, si los actuales resultados se repitiesen en unas nacionales, Syriza obtendría unos 70 diputados. Aún con los 50 escaños que la ley electoral otorga a la formación mas votada (y cuya modificación ya han sugerido varias voces en el gobierno), necesitaría como mínimo 30 más para formar gobierno.

Según Yanis Varufakis, semejante conjunción no es imposible. Para el economista y asiduo analista de la crisis de la deuda, Syriza disfruta de una dinámica poderosa que les puede llevar al gobierno si la manejan bien.“El resultado dependería de las negociaciones con otras fuerzas políticas”, comenta a Diagonal. “Por ejemplo ciertos sectores del Pasok podrían considerar la integración en un gobierno de este tipo, justificando su presencia como contrapeso, o supervisión del “radicalismo” de Syriza”.

Otras fuerzas que eventualmente podrían apoyar a Syriza, como Izquierda Democrática o la coalición Antarsya, no superan sin embargo el umbral del 3%. Entretanto, el KKE llamó expresamente a no apoyar a Syriza, un partido al que consideran reformista, en las segundas vueltas de las elecciones locales. Como socio evental queda por lo tanto To Potami (El Río), un partido constituido en los últimos meses por el periodista televisivo Stavros Theodorakis y que ha cosechado un 6'6% principalmente entre ex votantes del Pasok de zonas urbanas.

En efecto, un análisis del voto nos muestra que, mientras que las áreas rurales se decantan por los partidos convencionales, la población urbana está extremadamente fragmentada. En los barrios de clase alta, Nueva Democracia obtiene una clara victoria, en tanto que en las zonas más desfavorecidos el voto se polariza.

Por lo demás, Syriza encuentra su principal apoyo entre trabajadores del sector público, estudiantes y parados de larga duración, mientras que el sector privado se inclina hacia Nueva Democracia y la extrema derecha. No conviene olvidar que la de Amanecer Dorado, con su medio millón de votos, es una de las victorias más contundentes. Con 6 de sus 18 diputados en la cárcel y a pesar de la campaña de descrédito por parte del Gobierno -temeroso de la fuga de electores-, los autodenominados nacionalsocialistas helenos se han convertido en la tercera fuerza política creciendo hasta el 9'39%.


Alexis Tsipras, durante una reunión en el Parlamento./ C. Palma





Influencia en Europa

Queda por ver cómo repercutirán en Europa los resultados de Syriza. De momento, el partido enviará al Parlamento Europeo a 6 eurodiputados, entre los que se encuentran el héroe nacional Manolis Glezos -luchador de la Resistencia durante la II Guerra Mundial- y Konstantina Kúneva, trabajadora de la limpieza y migrante, que en 2008 fue atacada con ácido debido a su labor sindical.

Sería ingenuo hablar de la victoria de Syriza como un acontecimiento histórico para la izquierda europea, que en general no ha obtenido muy buenos resultados en Europa si exceptuamos el repunte de españa” apunta Varufakis. “[Lo que ocurra a continuación] depende del trabajo que hagan en el Parlamento Europeo, pero una verdadera influencia Syriza solo la tendrá si gana unas elecciones nacionales”.

En efecto, tanto Syriza como fuerzas extranjeras más o menos afines anunciaron los comicios en Grecia como un referéndum sobre la austeridad en el país que más la ha sufrido, que enviaría a la Troika un mensaje incontestable de cambio social. Sin embargo, los resultados no muestran un predominio claro de una opción política concreta. Los partidos contrarios a las medidas de austeridad que superan el umbral del 3% suman un 47%, frente al 36% de quienes la defienden, aunque para ello es preciso incluir a la extrema derecha. Por otra parte, el total de votantes que se decantan por la opción de izquierdas excede en más de 10 puntos a los que apuestan por el signo político contrario, pero únicamente contando en el primer grupo a Pasok y To Potami.

Sin embargo, y aún lejos de suponer un tsunami político, el primer puesto de Syriza supone cuantitativamente un paso adelante con un nada desdeñable valor simbólico. Según señala Varufakis, la candidatura de Tsipras ha sido exitosa en tanto que ha infundido energía y esperanzas y ha mostrado que la izquierda puede constituirse en alternativa a la crisis sin comprometer su radicalismo.

Para el analista, ahora es el turno de la izquierda de convertir la propuesta de Syriza “en una nueva narrativa hegemónica que desafíe a la falta de alternativas del sistema establecido.”

Aquí la noticia en Diagonal.

martes, 15 de abril de 2014

Newroz

Cientos de personas de la comunidad kurda en Grecia celebraron su Año Nuevo el día del equinoccio de Primavera en la localidad de Ayía Marina.



Podéis ver más imágenes en mi flickr.

sábado, 12 de abril de 2014

La pasión (griega) según San Mateo

Una de esas cosas que sólo pasan en Grecia y que quizá no sean tan sorprendentes, pero que aún así siempre (me) sorprenden. Con motivo -suponemos- de la Semana Santa, un partido político proyectará en sus oficinas la hermosa El Evangelio Según San Mateo, de Passolini.

La elección denota una sensibilidad que debía de andar por los cerros de Úbeda cuando se decidió el nombre del partido -se trata de Plan B, la formación de Alekos Alavanos-. También, hasta qué punto está enraizada la religión en la política en este país, ya que Plan B propugna la formación de una especie de gobierno de unidad popular bajo el que Grecia saldría del euro para iniciar la recuperación de la economía nacional. Los militantes son en su mayoría personas de izquierdas, por lo que habrán aprobado el enfoque revolucionario que da Passolini de la vida de Cristo. Pero ¿renegar de la Pacua? Eso jamás. Recordemos que en un país en el que un cierto grupo de población considera que los protestantes no son cristianos, y los católicos están ahí ahí, en el limbo, el -sugerido- ateísmo del líder de Syriza constituye en sí mismo una cuestión de estado.

Un militante de Plan B resume las propuestas del partido durante la huelga general del pasado 9 de Abril:

video